Cursos Wcadi

presentación del manual paso a paso del wcadi

El software Wcadi es unos de los programas de diseño y cálculo de riego más empleados del mundo. Es una referencia y quizás sea el más contrastado de todos.

Desde el año 2000 realizamos cursos de capacitación del Wcadi a ingenierías y a empresas relacionadas con el riego.

Este programa es el que empleamos en nuestros diseños de riego por lo que la experiencia en este software es una garantía de que vas a aprender el manejo del Wcadi.

Vamos a dar unas pinceladas de la metodología que empleamos en la capacitación y las características principales de este potente programa.

La idea es realizar un proyecto completo, desde traernos las parcelas y curvas de nivel al Wcado hasta mandarlo a imprimir, con todas sus tablas y planos. Por eso lo llamamos proyecto de riego paso-a-paso.

Esta es solo una guía, en la práctica, se aprovecha la formación para diseñar y calcular un proyecto que tiene el cliente que realizar con lo que matamos «dos pájaros de un tiro», y un con un proyecto completo hecho.

 Una de las cosas que han asustado siempre a los usuarios del wcadi es la cantidad de tablas e información que se tiene que “rellenar”, se pierden y bloquean cuando ven tantos datos que “pide” el programa. De todos ellos, solo son necesarios muy pocos.

En datos de proyecto, solo hay que poner:

  • Moneda y el archivo general de materiales.
  • Definir los emisores que se van a emplear
  • Definir las tuberías a utilizar, sus colores y grosores.

Ya parecen bastante menos, verdad? Pues todavía se puede reducir mucho más, si se emplea el “proyecto por defecto” ya tenemos todo el trabajo hecho, solo hay que poner el nombre del proyecto, eso es todo! Se trata de decirle al programa que copie todas las configuraciones de otro proyecto que tengamos , esto nos ahorra el configurar de nuevo los archivos, materiales, colores y grosores de tuberías..,

El Wcadi tiene fama de software “duro” de manejo o aprendizaje, queremos demostrar en este curso que es mucho más fácil de lo que la fama le precede. Hay que tener en cuenta que es un software muy potente, “hace” muchas cosas y tiene numerosas opciones y configuraciones, por tanto hay que hablar de cierto equilibrio entre el manejo y la cantidad de funciones y herramientas que posee.

Hablando de la cantidad de utilidades que dispone, vamos a ver lo sencillo que es traernos de Autocad las parcelas del proyecto, en el siguiente capítulo probaremos las herramientas que incluye para dividir una parcela según distinto criterios. Las curvas de nivel, si tienen entidad en Autocad (la z), las reconoce inmediatamente, después de hacerle un retículo, ya todo lo que se ponga dentro del plano toma automáticamente su cota, todos los goteros en un proyecto tienen su elevación.

Este es el índice del tema sobre diseño de bloques, incluye las subáreas y los bloques.

En las subáreas, definiremos las direcciones del cultivo, los marcos de plantación y de los emisores, y sobre todo como dividirla en bloques o sectores de riego. 

En los bloques configuraremos los parámetros como paso previo al diseño de las secundarias y laterales, los principales son los archivos de las tuberías secundarias y los ramales de riego, el archivo de los emisores y las presiones máxima y mínima que queremos dentro del bloque.

En el diseño de los bloques hay dos fases:

  • Colocación “física” de las tuberías secundarias y la válvula del sector. Se pueden hacer todas las modificaciones que se quieran. Hay una opción automática en la cual el programa coloca la válvula y extiende las secundarias con criterio óptimo matemático, con los que no estemos de acuerdo por ser poco práctico lo modificamos manualmente, esta es la recomendación nuestra. Existen otras alternativas “semiautomáticas” como indicarle que coloque las válvulas en el centro (o una esquina) del bloque, que sea paralela a una linea determinada, etc, o la manual desde el principio.
  • Cálculo de los diámetros de las tuberías y las presiones en la válvula de entrada y en todo el sector de riego. En esta fase “halla” los diámetros de las tuberías para que cumplan las premisas de presiones máxima y mínima en el sector que le marcamos en los “parámetros” de los bloques. Con los diámetros calculados, determina la presión necesaria en la válvula del sector y en todos los emisores del sector de riego.

Hay un conjunto de tablas de resultados para el diseño de los bloques. Dan una información muy completa y de gran utilidad. Las más representativas son las siguientes:

  • Tabla técnica de bloques. Muestra los marcos de plantación y de emisores, el caudal del emisor, la pluviometría por hectárea, el número de hileras del sector, el caudal instantáneo y presión de entrada en la válvula del bloque.
  • Tabla de diseño de bloque. Nos dice los coeficientes de uniformidad (dos criterios) de cada parcela, el emisor más desfavorable (y el más favorable) la presión que tiene y donde está ubicado dentro del bloque, indicando el número del lateral y su orden dentro del ramal de riego.
  • Tabla de turnos de riego. Cuales son los sectores que riegan en cada turno, sus caudales, superficies y caudal total por turno.
  • Tabla lista de materiales. Ordenada por sector y en el total del proyecto, nos indica la relación de los diámetros de tubería, los metros de cada una de ella, sus precios y los totales, por sector y en total.

La primera fase del diseño de tuberías principales, al igual que sucedía en el capítulo de diseño de bloques dedicado al de las secundarias, consiste en:

  • La colocación “física” de la red de tuberías (muy parecido a lo que ocurría con las tuberías secundarias). De forma automática o manual.
  • Ubicar donde queremos poner los nudos de ayuda, bifurcaciones..
  • Archivos de tuberías que vamos a emplear.
  • Criterios de velocidades máximas y mínimas.
  • Configuraciones para el cálculo energético.

La segunda parte del diseño de la tubería principal (la “filosofía” es muy parecida al de la secundaria) trata, básicamente de:

  • Cálculo de los diámetros de la red. También es parecido al caso de las tuberías secundarias donde en un principio se “extendían” y posteriormente se “hallaban”.
  • Resolver las presiones necesarias en todos los nudos y válvulas de red que queden igual o por encima de las presione necesarias (las calculadas en el diseño de bloques)
  • Determinación de los costes energéticos, de las tuberías y las presiones necesarias en cabecera.

En la primera parte se configuran las plantillas que luego imprimiremos, hay muchas combinaciones posibles, nuestra recomendación es sacar un plano por “tema”, esto es:

  • Plano para el diseño de bloques o sector de riego, incluye las tuberías secundarias, los laterales de riego, los sentidos del riego y las válvulas del bloque.
  • Plano para la red principal donde estarían las tuberías principales, sus válvulas, también se pueden poner las curvas de nivel.
  • Plano datos de bloques dan información complementaria al diseño de riego y bastante útil como son la superficie, el caudal, el número (nombre) del bloque, el turno en el que riega cada uno de los bloques o sectores de riego.
  • Plano datos de subáreas es parecida al de los bloques pero referidos a la subárea o parcela general, tomamos aquí los turnos que se riega la finca, que sectores lo componen, sus caudales y caudal total del turno, etc…

Hemos ampliado lo referente a los datos de los bloques, como insertar las ventanas con datos de los sectores como su caudal instantáneo, superficie, turno, presión máxima y mínima en bloque, etc. En los datos de la subárea son dos las ventanas que hemos elegido (hay múltiples posibilidades) la composición de los turnos de riego y una tabla de resultados con toda la información técnica de todos los bloques.

Se configura el tamaño del papel para dar cabida a los distintos planos o plantillas que hemos ido generando, la idea es mostrar mucha información y de manera ordenada. Es tener delante nuestra todas las redes de tuberías, principal, secundarias y laterales, con los datos más relevantes de los sectores de riego que complemente al de los diámetros, como son la superficie, el caudal, turno, presión, etc..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies