El tiempo que debe durar un tratamiento o el postriego en la fertirrigación son de los conceptos en dosificación que mas errores se cometen y por ello le vamos a dedicar este artículo monográfico. Pueden completar para éste y siguientes artículos con los tutoriales de dosificación que se encuentran en la web de irriqulture. En cuanto a los tratamientos, las primeras referencias bibliográficas citaban que debían durar entre 30-45 minutos (para ácido o hipoclorito). Estas citas, que se han ido arrastrando de una publicación a otra (sin revisar ni explicar el método de aplicación) han inducido a errores de concepto que se han traducido en tratamientos ineficaces y resultados pobres.

gotero obstruido

Nos dimos cuenta cuando los resultados de los tratamientos que se obtenían en el campo estaban muy lejos de los ensayos que realizábamos en nuestros bancos de pruebas. Una de las actividades que realizamos cuando se nos contratan es tomar una selección de emisores de la finca, los sometemos a medición de caudales antes y después de cada tratamiento, y determinamos entonces el producto y la dosis mas eficaz.

Por ejemplo, si nuestros resultados eran que con un 3 por mil de ácido nítrico se conseguían un 80% de eficacia, cuando se aplicaba en el campo no llegaba al 25%. Hay que decir que no todo era debido el tiempo de aplicación, había otra suma de otros errores que iremos explicando en otros artículos, pero que nos hizo conscientes de la necesidad de involucrarnos en todas las fases del proceso, desde analizar la eficacia de la filtración, realizar análisis de agua, hasta la ejecución del tratamiento. Pero todo ello a su tiempo, como hemos dicho antes, cada fase la iremos explicando detenidamente en próximas entregas.

laberinto de un gotero obstruido por precipitados cálcicos

Con respecto a la fertirrigación, el desconocimiento de este concepto es especialmente grave en instalaciones con varios cultivos o variedades que requieran dosis diferentes de abono. Saben lo que “salen” pero no “adonde”.

Vamos a explicarlo con un ejemplo. Una finca tiene los sectores de riego con unas longitudes de laterales 17/14,6 mm de 150 metros, goteros de 2,3 l/h a una separación de 1 metro. La tubería secundaria es de PVC 63/6 con 50 ramales cada 6 metros. La distancia del sector más alejado del cabezal es de 1000 metros.

Analicemos un lateral, desde su inicio, del gotero 1 al 2:

  • Caudal, 150 metros x 2,3 l/h = 345 l/h
  • Velocidad = 0,573 m/s
  • Tiempo que tarda entre goteros = 1 metro / 0,573 m/s = 1,745 segundos.

No dice mucho, verdad?, 1,745 segundos del 1º al 2º gotero, del 2º al 3º pasará 342,5 l/h, una velocidad de 0,569 m/s y un tiempo de 1,757 segundos, del 3º al 4º, 340,4 l/h, 0,565 m/s, 1,769 segundos…..Que pasa si ahora empezamos por su final, del gotero 149 al 150:

  • Caudal: 2,3 l/h (150 veces menos caudal)
  • Velocidad = 0,0038 m/s
  • Tiempo que tarda entre goteros = 1 metro / 0,0038 = 261,8 segundos = 4,36 minutos!!

La cosa cambia bastante, del penúltimo al último son 4,36 minutos, del antepenúltimo al penúltimo 130,9 segundos = 2,18 minutos. Del 140 al 150 se tarda un total de 12,7 minutos. Los últimos 50 emisores tardan 20 minutos y finalmente, el lateral completo suponen 25 minutos. Resumiendo, si inyectara algo en el inicio del lateral, tardaría 25 minutos en llegar al ultimo gotero. Mucho tiempo, verdad? Pero todavía queda la secundaria. El tiempo que transcurre entre la entrada al sector y el inicio del ultimo lateral es de: 12 minutos.

 

Resumiendo, si inyectara algo en el inicio del sector de riego, tardaría 37 minutos en salir por el ultimo gotero. Significa que hace falta un mínimo de 37 minutos de postriego para garantizar que la aplicación sale uniforme por todos los emisores. Pero todavía queda la principal, si hay 1000 metros, a una velocidad media de cálculo de 1,2 m/s salen 833 segundos o 13,8 minutos. El tiempo que tardaría en llegar desde el punto de inyección al sector mas alejado de la finca. Es fácil imaginar que si se realizan tratamientos químicos que duran 30 minutos por sector, los últimos goteros no han visto el ácido, y precisamente son los mas sensibles a las obstrucciones debido a que las velocidades son mas bajas y por tanto mayor riesgo de sedimentaciones. Nuestras recomendaciones son aumentar el tiempo de los tratamientos y no emplear dosis tan altas.

Por nuestra experiencia, es preferible dosis del 3 por mil durante dos horas que un seis por mil en una hora. La ventaja del tratamiento químico es que es más sencillo y eficaz ya se realiza como un “abonado” a todos por igual y con la misma dosis. Se empieza por el último sector hasta el primero y no hace falta postriego. En instalaciones donde hay varios cultivos o variedades con dosis diferentes de abonado, hay que tener especial cuidado con los riegos a pulsos de corta duración o a aplicaciones de abono al final del ciclo de riego, ya que se corre el riesgo de “mandar” el abonado que va dirigido a un sector a otro que no tiene nada que ver.

Nuestra recomendación es dejar a cero el preriego, (no alarguemos nosotros mas el tiempo que tarda!), que nos aseguremos un tiempo de una hora entre el final del abonado y final del riego. En casos que no sea posible, se puede aumentar la capacidad de inyección de las dosificadoras (o su número) para acortar el tiempo de fertirrigación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies